Hacerse rico o amasar una forma, constan de aquellos deseos que la mayoría de las personas tenemos; hay quienes dicen que la fortuna no puede comprar la felicidad, sin embargo, te proponemos lo siguiente: ¿prefieres llorar en un andén, o prefieres llorar en un yate?

¡Vamos! A que no es duro saber cuál es la respuesta más elegida, ante la pregunta que te acabamos de formular.

Ahora bien, teniendo presente la temática que vamos a utilizar en esta entrega, gracias al título de la publicación, procedemos a darte a conocer algunas personas que se volvieron millonarias de una manera en que nunca se lo hubieran esperado.

Gary Dahl y, la “mascota roca”, o la “mascota pefecta”

En California, un ejecutivo del sector de la publicidad, Gary Dahl, se encontraba con algunos colegas discutiendo sobre cómo podría ser la mascota perfecta. Bien, esto fue en los años 70.

Muchas ideas saltaron sobre la mesa, más sin embargo en un momento de picardía, el Gary dijo que tenía una buena idea de mascota perfecta; era para él: una piedra.

Curiosamente no pasó mucho tiempo hasta que compraran camiones de piedras para producir “la mascota perfecta”, un producto que impresiona hasta que nivel el marketing y la publicidad, pueden estimular el mercado a tal punto de incluso llegar a vender “humo”.

Durante los años 1975 y 1976 se distribuyó el producto llamado como “Pet Rock”, que simplemente causaron furor y crearon una tendencia, de tal forma que generaron más de 1,5 millones de dólares en ventas (cada “mascota” se vendía en 4US$, para que te imagines la magnitud de ventas”).

Que en paz descansé Gary, que, en 2015, falleció a sus 78 largos años.

Chris Clark y, la primera página web sobre pizza

Este tipo que era el propietario de una compañía que se encontraba inmersa en el sector del software, creo un sitio web sobre pizza, que como se comenta, fue la primera en el mundo sobre su tema.

Su portal posteriormente llegó a los titulares de la prensa norteamericana debido a la opulenta cantidad que recibió por dar lugar a la venta del “primer sitio web sobre pizza”.

Chris había pagado 20 US$ por el dominio pizza.com en el año 2994, cuando el internet se encontraba todavía en pañales e internet no había ganado tanta potencia como en la actualidad. Sorpresivamente, después de 14 años Chris no tenía muchas cosas que hacer con el dominio web por lo que decidió subastarlo, hasta llegar a la grandiosa suma de 2,6 millones de US$.

El protagonista de esta historia comentó que, lo único que tenía para lamentar, era no haber comprar más dominios en la época de los 90.

Alex Tew, y la “página web del millón de dólares”

Esta historia es tal vez la más sorprendente, dado que un joven ingles de 21 años necesitaba una manera de financiar sus estudios, dado que quería ingresar a una prestigiosa universidad.

Para ello tuvo la idea de crear un sitio web ante la premisa de vender 1.000.000 de pixeles (para colocar una imagen), cada uno a 1 US$.

Lo que esta persona pretendía era vender los pixeles a empresas que quisieran pactar por la publicidad, dado que desde los mismos se puede hacer clic e ir a los sitios de cada compañía.

Imagino que al comienzo no muchos pensaron que fuera un proyecto que funcionaria, hasta que demostró como de una manera casi instantánea, la web se volvió un éxito al alcanzar una excelente viralidad, y vender todos sus pixeles.

Como dato a añadir, es que solo se podía comprar mínimo paquetes de 100 pixeles.

¿Qué esperas para perseguir el éxito?

Si tienes fe en una idea y piensas que pueda funcionar, intentala; en todo caso es peor quedarse mirando cómo pasa la vida, que fracasar en algunos proyectos. Tarde o temprano gracias al recorrido, las experiencias, y a la estrategia, puedes convertir un éxito lo que en un día se encontró solamente como una idea en tu mente.

Nos encanta tener a nuestros visitantes dentro de nuestro portal, por ello si deseas apoyarnos, te pedimos por favor que nos ofrezcas un like dentro de nuestra fan page: Buzz Cero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here